00 5/8/2008 1:05 PM
Sacerdote denuncia amenazas de muerte a 300 personas en Brasil Martes 6 de Mayo de 2008
13:42
DPA

BRASILIA.- Por lo menos 300 personas han sido amenazadas de muerte en el estado brasileño de Pará por haber denunciado casos de tráfico de seres humanos y de explotación sexual de niños y adolescentes, denunció hoy el obispo de la diócesis de Ilha do Marajó, José Luiz Azcona.

Al declarar ante los participantes de una reunión del Consejo de Defensa de los Derechos de la Persona Humana (CDDPH), el obispo acusó a la gobernación del estado amazónico de no tomar medidas para proteger a las personas amenazadas, de las cuales sólo 100 han recibido algún tipo de protección del gobierno federal.

"No me preocupo tanto por mi seguridad personal. Si existen 300 hombres y mujeres marcados para morir, eso es un indicio de una ciudad enferma, pobre y moribunda", expresó Azcona, quien es uno de los cuatro religiosos de Pará que, según la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), han sido amenazados de muerte.

El religioso sostuvo que autoridades del estado de Pará tienen vínculos directos con casos de "prostitución, tráfico y consumo de drogas y uso de bebidas alcohólicas por jóvenes".

Los integrantes del CDDPH recibieron hoy de un grupo de obispos un informe completo sobre los problemas en Pará, uno de los "epicentros" de la violencia en la Amazonia brasileña, y que en febrero de 2005 fue escenario del asesinato de la septuagenaria monja estadounidense Dorothy Stang, quien comandaba un proyecto de desarrollo sostenible para las comunidades pobres de esa región selvática.

Según el obispo de Abaetetuba, Flavio Giovenale, las amenazas generan un ambiente de tensión permanente, principalmente después del asesinato de Stang, en el que "no hubo respeto por su edad".

"En ese caso, los que amenazan demostraron que no pretenden solamente intimidar, sino que se disponen a concretar sus amenazas", concluyó.